Poniendo en forma empresas
altamente productivas y plenamente humanas

 

 

kurt seyit ve şura

Untitled Document

actualidad


  • formación

    cufoso | principios | campus virtual

    integración

    sesión comida | perspectivas | congresos | equipos

    transformación

    ciso | talleres | protocolo de rse | casos | sendero espiritual

    servicios virtuales

    aula | boletín | e-biblioteca | directorio | publicaciones

    comunidades

    alianzas | USEM joven

    multimedia

    videos | podcast | webinars | fotogalería

     

    Portada:

    Cómo potenciar el trabajo de las personas

    imagen enviada por: USEM México



    Mucho se ha disertado acerca de estas dos cuestiones:

     

    • Una empresa vale por lo que valen las personas que la integran (desde el más encumbrado directivo hasta el más modesto trabajador).
    • De la calidad y desempeño de su gente, dependerá la calidad y el desempeño de la empresa. 


    Pero ¿cómo podemos potenciar el trabajo de las personas? ¿Cómo hacerle para que tengan la oportunidad de dar a la empresa lo mejor de sí mismas tanto para su bien como para el de la organización?


    Don Lorenzo Servitje Sendra, Fundador de Grupo Bimbo, nos dice que los directivos deben ocuparse de cuatro cuestiones fundamentales:

     

      • Pugnar por desterrar de la empresa la relación adversaria: la actitud de presión y de defensa continua entre quienes mandan y quienes obedecen.
      • Insistir en la posibilidad de conciliar los intereses económicos de la empresa con las exigencias de justicia de los que en ella trabajan.
      • Tratar de que el personal de todos los niveles se involucre en las finalidades de la empresa como si fueran propias: participar en el proyecto, en la aventura que es la empresa en la medida que esté a su alcance.

      • Introducir en la empresa el sentido humano, vivificando las relaciones de jefes y colaboradores y del personal entre sí, con el respeto que cada uno merece, impregnándolos de un estricto sentido de justicia y de mutua confianza y aun inspirándolos con la estimación y afecto que debemos tener todos al prójimo de nuestra vida de trabajo: empleados, compañeros jefes.


    En la práctica...

     
    Don Lorenzo Servitje Sendra    
    "Insistimos en que nuestros jefes estén muy cerca de su gente, que los dejen crear, participar activamente y escuchar con atención lo que tienen que decir, sus opiniones, sugerencias u observaciones. Que deben aprender a confiar en su gente. Que no se consiguen resultados cultivando el miedo al castigo o al despido, ni mediante la presión o el chantaje. El verdadero jefe debe ser un guía, un líder que atraiga e inspire".


    "Algunas veces tenemos que prescindir de jefes que no acaban de entender su papel de líderes, que deben conseguir los mejores resultados, motivando a sus colaboradores para que den lo mejor de sí mismos, amen su trabajo y sean sus jueces más rigurosos. Esta política de prescindir de jefes malos, es con frecuencia muy dolorosa pero la llevamos a cabo".

    "Es de vital importancia que haya un reconocimiento explícito de los méritos de los colaboradores por parte de la empresa. Todo esto se tiene en cuenta no sólo mediante premios especiales y aumentos de sueldos, sino también por su movilidad y ascenso dentro de la empresa".

    "Un medio para conseguir el eficaz desempeño de nuestros colaboradores es la fijación y persecución de metas. Sostenemos que sólo se consigue aquello para lo que se fijan metas, se mide y se persigue. Tenemos una norma muy estricta para que las metas se alcancen. Y no olvidemos que alguien dijo que las metas son "sueños con fecha".


     

    califica esta portada:

    WorstNot so goodOKPretty GoodExcellent