Poniendo en forma empresas
altamente productivas y plenamente humanas

 

 

kurt seyit ve şura

Untitled Document
compartir

formación

  curso de formación social
  principios
  campus virtual

 

integración

  sesión comida
  perspectivas

  congresos
  equipos

  think camp

 

transformación

  talleres

  curso de iniciación social

  protocolo

  casos

  sendero espiritual

 

servicios

  aula virtual
  e-biblioteca
  directorio
  boletín

 

comunidad

  expositores
  USEM Jóven

 

multimedia

  videos

  podcast

  webinars

 

Empresa - sociedad del conocimiento


La sociedad del conocimiento obliga a repensar muchos paradigmas actuales en las organizaciones. Estamos viviendo cada vez más en una sociedad en la que el conocimiento está en el centro de la producción de riqueza, los cambios ocurren a gran velocidad y se tiene acceso a una gran cantidad de información. Las nuevas tecnologías de la información son las que han originado el nacimiento de una nueva era basada en el conocimiento ya que han permitido potenciar el capital intelectual de las organizaciones, hasta el punto de convertirlo en una ventaja competitiva. “La red hace posible que decenas de miles de mentes pueden dedicarse, con un poco de coordinación, a analizar, pensar, desarrollar o avanzar en una cuestión dada”.

En este sentido, Tomás Calleja, experto en management, explica que “La complejidad de las organizaciones humanas es una característica dinámica y creciente, consecuencia de las interrelaciones y de las interdependencias; cada día más cosas se relacionan con más cosas y más personas, grupos, colectivos e instituciones están más en conexión a través de presencias multidisciplinares. Las empresas como organizaciones humanas con objetivos de creación de riqueza y bienestar, están afectadas por el crecimiento de la complejidad y deben establecer mecanismos para tenerla en cuenta y moverse con éxito en un entorno más interdependiente, con las consecuencias de que esa realidad externa se filtra y se diluye en sus estructuras internas, convirtiéndolas en organizaciones de creciente complejidad”.

Pero, en esta nueva era, ¿sólo debemos hacerle caso a un experto?

Los analistas de organizaciones piensan que una de las transformaciones más importantes para los proximos años será el cambio de sentido y de configuración en las estructuras organizativas: las personas trabajarán por equipos y en equipos; con relación a sus colaboradores, las organizaciones se estructurarán alrededor de sus conocimientos y competencias; se pasará de las tareas, operación, tiempos y movimientos a la ocupación, competencias, redes y valores: del trabajo al individuo.

Según afirma Jordi López Camps, experto en formación organizacional, “de un sistema cerrado y basado en la organización de puestos de trabajo, se avanza hacia la comprensión de las organizaciones como una red de personas con unas tareas que aportan valor. Las organizaciones son, en definitiva, la suma de las competencias de sus personas, aquello que ellas hacen. Las virtudes laborales han sido remplazadas por virtudes personales y sociales: capacidad de análisis, de relación, de negociación, de aprendizaje permanente, etc.”.

Ante esta situación, los viejos esquemas de producción no nos sirven y el modelo de gestión empresarial que los sustenta queda obsoleto.

Qué pueden hacer las organizaciones

Para Alejandro Llano, el paso de una organización hacia la sociedad del conocimiento “consiste, sobre todo, en darnos cuenta de que la energía de los talentos humanos es incomparablemente superior a la fuerza de la materia y de todas sus posibles transformaciones. En nuestras empresas tenemos un caudal impresionante de potencialidades por estrenar, que no son otras que las respectivas inteligencias y libertades de las mujeres y de los hombres que integran cada organización”.

Tomás Calleja: En este sentido, una tarea clave es que la empresa analice el entorno y vea cual es su situación dentro del mismo, cuáles son los objetivos que pretende conseguir y qué planes va a desarrollar para llegar hasta ellos. Dados los cambios cada vez mayores y más rápidos del entorno, las empresas se ven obligadas a incorporar la mejora continua como algo intrínseco a su funcionamiento.

Un blogger: No hay que tener miedo al intercambio de ideas.

Experto en marketing: Cada empresa, cada sector, tiene que encontrar sus propios caminos para similar la tecnología y la innovación productiva. Hay mucho que asimilar: desde nuevas formas de hacer publicidad, recibir el feedback de los clientes, compartir estrategias con los proveedores, aplicar nuevas técnicas de motivación la personal, gestionar procesos y ventas online, reducir costes y burocracias innecesarias enquistadas en la empresa, etc. 

Wired: Una empresa "top" debe poseer una "ansiedad" por las nuevas ideas e impaciencia para ponerlas en práctica".

Hiroshi Tasaka, filósofo, ingeniero y profesor de la Universidad de Tama: La solución es cambiar la estructura de la compañía y transformarla en un ecosistema empresarial. Un ecosistema donde la gente tenga libertad para moverse, para intercambiar ideas, para cambiar las alianzas entre empresas. Una empresa con una estructura horizontal y abierta. Las empresas pueden usar los blogs y las intranets para este propósito.

¿Qué opinas tú?

Aprender: la habilidad clave en la sociedad del conocimiento 

Expertos señalan que los sistemas de aprendizaje de una empresa tienen que estar integrados con el negocio: en la sociedad del conocimiento, aprender es trabajar, y las personas tienen necesariamente que jugar 3 roles simultáneamente: aprender, trabajar, y enseñar.

La supervivencia de las empresas y de las personas depende del conocimiento y las competencias de sus colaboradores y por esa razón formarlos eficazmente, actualizarlos permanentemente, educar a los nuevos aprendices y habilitar nuevos mercados se vuelve fundamental. 

En este sentido, explica López Camps, “aquellas organizaciones que desen tener buenos resultados deben invertir en mejorar las competencias de sus empleados y desarrollar un sistema de gestión del conocimiento que asegure el aprendizaje organizativo. Las organizaciones de la sociedad del conocimiento serán organizaciones preocupadas por favorecer el aprendizaje continuo de sus miembros. Las personas aprenden mejorando sus competencias y transmitiendo a la organización sus aprendizajes. Es un camino de doble sentido, de ida y de vuelta". 



SE RECOMIENDAN LOS SIGUIENTES DOCUMENTOS DISPONIBLES EN LA RED

» El concepto de sociedad del conocimiento, por Xavier de Donato - UNAM [PPT]

» Organizaciones inteligentes en la sociedad del conocimiento, de Alejandro Llano [PDF]

» La sociedad del conocimiento desde la perspectiva latinoamericana, de Axel Didriksson [PDF]

» Hacia las sociedades del conocimiento, editado por la UNESCO [PDF]

VIDEO: LA PARADOJA DE LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

 

Hiroshi Tasaka, filósofo, ingeniero y profesor de la Universidad de Tama, explica las implicaciones que la sociedad del conocimiento tiene para las empresas. 
 
» Ver video

MÁS ARTÍCULOS

En esta sección


Ver todos los artículos







 

 

 

 

 

 

 

 



Califica este artículo

WorstNot so goodOKPretty GoodExcellent